Stellarscout

Explorando el universo

Soles rojos y arboles negros: un nuevo enfoque sobre plantas alienigenas

| 0 Comentarios

La hierba podría no ser verde en algunos mundos alienígenos, según sugiere un nuevo estudio del Reino Unido. Por ejemplo, los planetas en sistemas de estrellas dobles pueden tener vegetación gris o negra.

Representacion artistica de un planeta en un sistema binario.

El investigador Jack O’Malley-James de la Universidad de St Andrews en Escocia descubrió cómo la fotosíntesis en las plantas se ve afectada por el color de la luz que reciben. En la Tierra, la mayoría de las plantas han evolucionado para ser de color verde con el fin de aprovechar el color amarillento de la luz solar que ha recibido en la superficie de nuestro planeta. Nuestro Sol, que se clasifica como “Población I estrella enana amarilla”, y se ve de color blanco brillante desde el espacio, pero nuestra atmósfera lo hace aparecer de color amarillo.

Hay un montón de otras estrellas como nuestro Sol en el Universo y muchas de ellas se encuentran en sistemas múltiples compartiendo órbitas con otros tipos de estrellas … enanas rojas, estrellas azules, gigantes rojas, enanas blancas … las estrellas muestran muchos colores diferentes en función de su composición, edad, tamaño y temperatura. Podemos estar acostumbrados al amarillo, pero la naturaleza realmente no tiene ninguna preferencia.

Los planetas que orbitan dentro de estos sistemas múltiples y existen dentro de la zona habitable (donde cada vez se encuentran mas candidatos), podrían hacer evolucionar plantas que dependen de soles con diferentes colores que el nuestro. El verde hace un buen trabajo para iniciar la fotosíntesis en la Tierra, pero en un planeta que orbita en torno a una enana roja y una estrella similar al Sol, las plantas podrían ser grises o negras para absorber mas energía de la luz, según el estudio de O’Malley-James.

Ejemplos de plantas terrestres con colores oscuros

“Nuestras simulaciones sugieren que los planetas en sistemas de estrellas múltiples pueden albergar formas exóticas de las plantas más conocidas que vemos en la Tierra. Las plantas con tenues enanas rojas soles por ejemplo, pueden aparecer negras para los ojos, absorbiendo toda la gama de longitud de onda visible con el fin de utilizar la mayor cantidad de luz disponible como sea posible”, comentó Jack O’Malley-James de la Escuela de Física y Astronomía de la Universidad de St Andrews.

El estudio toma en consideración las muchas combinaciones diferentes de variedades de estrellas y cómo estos planetas podrían orbitarlas.

En algunos casos, diferentes partes de un planeta podrían estar iluminadas por una estrella de color diferente haciendo pensar a los cientificos como podria evolucionar la vida y la fauna en el.

Y no son sólo los colores de las plantas que pueden evolucionar de manera diferente. “Para los planetas que orbitan dos estrellas como la nuestra, la radiación perjudicial de intensas llamaradas estelares podría dar lugar a plantas que se desarrollan sus propios filtros ultravioleta, o la existencia de microrganismos fotosintéticos que pueden moverse en respuesta a una llamarada súbita”, dijo O’Malley-James.

Fuentes: Royal Astronomic SocietyUniverse Today

Deja un comentario

Los campos requeridos se muestran con: *.